dijous, de gener 15, 2009

Globalización e Inmigración

La idea central que se pretende exponer se asienta en la tesis de que las migraciones en el siglo XXI responden a los mismos factores que produjeron las de siglos anteriores: El reparto del mundo entre las potencias dominantes –llámese globalización o Nuevo orden Internacional- que, a través de las corporaciones y organizaciones multinacionales, se han adueñado de los mercados y las materias primas de los países en desarrollo. en la actualidad fundamentalmente de la energía: el petróleo.
En el pasado las migraciones fueron primero forzadas o promovidas por los Estados para deshacerse del excedente de población o para consolidar su poder en las tierras conquistadas; luego, aunque indirectamente, por las guerras y las luchas políticas y por el poder económico y religioso.
Las migraciones de hoy son consecuencia directa, las más visibles del Nuevo Orden Internacional instaurado a partir de la caída de la ex URSS en 1989, así como de la implantación sin límites de lo que Finkelstein1 ha denominado, junto a Daniel Bell entre otros, los descubrimientos más revolucionarios de la historia de la humanidad y que más están contribuyendo a promover procesos de cambios a nivel global: Las Nuevas Tecnologías de la información y la comunicación, la informática y las redes de satélites por cables.
El impacto de las nuevas tecnologías ni siquiera es comparable con lo que significó la Primera y Segunda Revolución Industrial o la Segunda Guerra Mundial. Fueron procesos que sólo afectaron directamente a ciertas zonas del planeta, mientras que ahora los efectos de las nuevas tecnologías repercuten en la vida política, económica y social de todo el planeta.
El conjunto de transformaciones que la informática y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación están promoviendo en la vida cotidiana de los seres humanos, no se limitan a Occidente, sino que afectan también la cotidianidad de los habitantes de los países subdesarrollados. A pesar de que la mayoría de los países pobres carecen de las infraestructuras imprescindibles para poder beneficiarse de las ventajas de estas herramientas e instrumentos.

1 comentari:

Albert Vives Soldevila ha dit...

Sempre s'han donat fenomens com el de les migracions, això no és nou, sequeres, inundacions, guerres, el que és nou, és el volum de migració actual, les seves conseqüències, però principlament i el més vergonyòs de les migracions d'avui en dia és el motiu. La concentració de la riquesa i dels productes en determinats punts, molta de la gent que ha d'immigrar ho fa seguint la riquyesa extreta de la seva zona, ja sigui persones capacitades amb recursos, recursos naturals i minerals els quals la riquesa generada no es queda a on hauría d'estar, aquesta és la nostra injusticía...