dimarts, de febrer 03, 2009

DEL HOGAR AL MUNDO LABORAL

La evolución de la mujer a la incorporación a los puestos de trabajo ha sido de manera progresiva, con un mayor desarrollo en los últimos veinte años. Esa incorporación de la mujer al mundo laboral se ha producido desigualmente según sectores. Las tres cuartas partes de las mujeres activas se dedican al sector servicios, con el acceso a profesiones y puestos superiores, dándose un notable abandono de puestos de trabajo en el sector de la agricultura.
Sin embargo, la condición de la mujer varía sustancialmente de una nación a otra, siendo en los países desarrollados donde la incorporación de la mujer al trabajo se ha dado de una manera más efectiva, intentado llegar a la igualdad de condiciones, de derechos y de salario. Aspectos en los que todavía queda mucho por hacer. Y es que la mujer, aún encuentra trabas para compatibilizar su vida profesional con su vida familiar, a cargo de los hijos y del hogar.La creciente incorporación de las mujeres al mundo laboral es algo más que evidente. Sin embargo, y a pesar de contar con menos tiempo para ocuparse de la casa y de los hijos, las mujeres que se incorporan al trabajo, no abandonan, ni mucho menos, su actividad constante como cuidadoras de su hogar y de sus pequeños. Surge, en muchos casos, un exceso de responsabilidades y cargas tanto familiares, como laborales.