dimecres, de març 18, 2009

Los 'antibolonia' toman el centro de Barcelona tras el desalojo del rectorado

Hay tres detenidos y varios heridos tras las cargas de los Mossos d'Esquadra.- Los estudiantes piden la dimisión del rector


El desalojo por los Mossos d'Esquadra a las 5.30 horas de 50 estudiantes antibolonia del edificio del rectorado de la Universidad en Barcelona ha degenerado en una cadena de disturbios en el centro de la ciudad que, por el momento, se ha cobrado tres detenidos y varios heridos. A esta hora son centenares los estudiantes que se están concentrando en las inmediaciones del edificio, en pleno corazón de la ciudad, en una convocatoria espontánea vía Internet y SMS. El ruido de las sirenas y de las consignas contra la policía se mezclan en un ambiente de tensión creciente tras las primeras cargas policiales, registradas hacia las 8.00 horas con el fin de reestablecer el tráfico en la Gran Vía (que había sido cortada por los estudiantes).

Esa primera acción policial ha provocado una nueva convocatoria de estudiantes. Hasta medio millar, que pasadas las 12.30 han vuelto a intentar entrar en el edificio, increpando y forcejeando con seis mossos que custodiaban los accesos al rectorado. En ese momento, de entre las filas de estudiantes han llovido sobre los agentes botellas y bolas con pintura. Media docena de furgones policiales se han sumado como refuerzo del despliegue policial, cruzándose en la Gran Vía y asilando a los concentrados hasta las inmediaciones de la calle Aribau, tras una nueva carga policial de la que, por el momento, no se sabe si ha dejado más heridos o detenidos.

"Pedimos diálogo y la respuesta es violencia policial y represión", reza la pancarta que han enarbolado los estudiantes, que han lanzado insultos contra la policía y han pedido la dimisión del rector, Didac Ramírez, quien hoy ha justificado su solicitud de desalojo del rectorado. "La línea roja que había puesto para el no desalojamiento, que pasaba por la no violencia con la interrupción de clases y agresiones físicas y verbales, se ha traspasado", ha dicho Ramírez en declaraciones a los medios desde el interior de la Universidad. El rector ha recibido el apoyo del conseller de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat, Josep Huguet.

En la calle el miedo y la tensión era palpable en los rostros de los viandantes ajenos a los disturbios. Esta zona del centro de la ciudad (Plaza de la Universiad, Gran Vía, Aribau) se encuentra cerrada al tráfico y está siendo sobrevolada por un helipcóptero de los mossos.


Colapso en el centro

De madrugada, el desalojo rectorado se produjo de forma pacífica. Fue después cuando otros estudiantes se acercaron e intentaron acceder de nuevo al edificio. Según la polícia, uno de los estudiantes lanzó una piedra y dio una patada a uno de los agentes cuando éste intentaba entrar en una furgoneta policial. A esa hora (8.00) los accesos a Barcelona estaban colapsados con retenciones kilométricas y la compañía que gestiona los transportes de la ciudad, TMB, pidio una solución para que se reestableciera la circulación de autobuses. Es entonces cuando los mossos decidieron la primera carga, argumentando que unas decenas de personas no podían condicionar la vida de la ciudad.

Ese primer intercambio violento entre mossos y estudiantes, con lanzamiento de las sillas de un bar incluido, se saldó con tres detenidos, varios denunciados (unos 16) y heridos leves (un agente, según la policía, estará de baja por una lesión cervical). Los estudiantes también afirman haber sufrido heridas, aunque fuentes del 112, hacia mediodía, declaraban no haber atendido a ningún universitario.


El País